México es el país más rico del mundo. ¿Te parece falsa esta afirmación? No lo creo. México es en mi opinión el país con mayor riqueza de todas las naciones, ha sido saqueado por los Españoles, por los Estadounidenses, y cuando pensó que 1910 y su revolución le hacía justicia… Sus presidentes “Democratas” lo siguieron saqueando.

En Octubre 2008 la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) publicó una lista en donde se incluían los países con la mayor desigualdad en cuanto a la repartición de la riqueza en las diferentes naciones miembros del organismo y el resultado fue contundente: México encabeza la lista.

En nuestro país es obvio y tristemente notorio el problema de la distribución de la riqueza, según la BBC en su artículo “México, líder en desigualdad” en México el 16% de la población se encuentra en condiciones de pobreza, mientras que el 22% de los niños mexicanos comparten este triste estatus social.

Como sociedad no podemos permitir que esta paradójica situación continúe, en nuestro país vive el empresario más rico del mundo; tenemos empresas sumamente exitosas que con la participación ciudadana y claro una excelente administración o favores gubernamentales, han llevado a sus dueños a tener una posición económica sumamente sobresaliente. Esta situación pujante no tiene una connotación negativa siempre y cuando la sociedad pueda recibir de vuelta estos beneficios ya sea con la creación de empleos, programas de ayuda social o siendo partícipe del desarrollo de cualquier región en particular.

Y es en este punto en el que nos preguntamos ¿Qué más se puede hacer? ¿Cómo erradicar la pobreza en México? Las ecuaciones que resuelven estas incógnitas no son fáciles de resolver pues involucran a tres actores fundamentales para su respuesta: Empresas, Gobierno, Ciudadanos.

Empresas: Pocas son las que respetan los derechos de los trabajadores; en su mayoría ofrecen sueldos de miseria y exigen jornadas esclavisantes, ofrecen las mínimas prestaciones posibles (si es que las ofrecen) y a las primeras y mínimas presiones económicas se deshacen de cuantos empleados les es posible. Y es aquí en donde en principio los sindicatos tendrían que actuar a favor de sus agremiados, lo que es en la acualidad una verdadera falacia.

Ciudadanos: Debemos conocer los derechos tanto laborales como intrínsecos con los que contamos para poder exigir su cumplimiento. ¿Cuántos somos los que exigimos? Pero..¿Cuántos los conocemos? Debemos tener un poco de curiosidad para encontrar esos detalles que las empresas minimizan y el gobierno olvida, pero que pueden significar un acercamiento más a la equidad monetaria.
Como ciudadanos es sumamente importante que nos preparemos mentalmente para dejar de ser empleados y pasar a ser empleadores.

Gobierno: En cuanto los altos funcionarios dejen de ver las políticas sociales como su principal maquinaria para la promoción del voto, ese día empezaremos a cambiar. Año con año el presupuesto para la ayuda social va en aumento de manera significativa pero por el contrario, este presupuesto pocas veces llega a las manos que realmente lo necesitan incluyendo el desafortunado hecho de estar diseñadas para ser solamente un paliativo temporal en lugar de atacar el verdadero problema: La pobreza.
Se deben de crear programas sociales de calidad que ayuden a aumentar verdaderamente la calidad de vida de las personas y no nada más ofrecerles subsidios mal planeados o en el peor de los casos dinero insuficiente para su causa ($ 5000 para la reconstrucción de ¿una casa?). Los programas de ayuda social deben buscar el ayudar al progreso de las familias completas para que todos los miembros a su manera puedan comenzar a salir de la pobreza.

No debemos tener los ojos cerrados a la economía real en la que vivimos, pero no nada más hay que VER, hay que empezar a ACTUAR desde el círculo de influencia en el que vivamos por grande o pequeño que sea, debemos ser dinámicos y comenzar a poner nuestro esfuerzo individual y colectivo para de una vez por todas dejar de estar sumidos en la pobreza y empezar a ser la punta de lanza de los países subdesarrollados.

REFERENCIAS:

http://www.oecd.org/home/0,2987,en_2649_201185_1_1_1_1_1,00.html

http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/business/newsid_7684000/7684619.stm

Anuncios