Osama Bin Laden

¿Está Osama realmente muerto? Nadie más que el gobierno Estadounidense, el gobierno Pakistaní y sus seguidores de Al-Qaeda lo saben. Solo ellos tienen la certeza de conocer la verdad.

Todos los demás somos esclavos de los resultados mediáticos Estadounidenses y parece ser que en esta ocasión también de los reporteros independientes. Todo parece indicar que se ha seguido la línea Estadounidense y a diferencia de otros acontecimientos con impacto mundial, solo hasta semana y media después de la noticia de la muerte del líder de Al-Qaeda es como ha empezado a surgir esporádicamente opiniones “light” de periodistas alrededor del mundo cuestionando el hecho.

¿Por qué es cuestionable la noticia? Un análisis superficial podría concluir que se ha dado muerte a quien supuestamente planeó y financió los ataques del 11 de septiembre de 2001 en contra de miles de ciudadanos inocentes.

Y decimos supuestamente por que debemos recordar que Estados Unidos nunca presentó pruebas contundentes que dieran la certeza de que efectivamente el entonces líder del Taliban en Afganistán hubiera verdaderamente planeado el ataque. Sin embargo en ese entonces se inició una guerra en contra del terrorismo en el que una vez más Estados Unidos se convertía en el gran protector de los ciudadanos del mundo y nos libraba de las barbaries del Talibán.

En el camino miles de ciudadanos afganos murieron, y a 10 años de haber iniciado la guerra y derrocado al Talibán no se ganó nada, la nación sigue devastada política y económicamente y Estados Unidos no puede abandonar la zona por el riesgo a iniciar una guerra civil sin precedentes.

Una década después de los ataques del 11 de septiembre y del inicio de la guerra en Afganistán, ¿Cuántos Talibanes han sido juzgados en una corte internacional? Ninguno.

O no los han encontrado o cuando los encuentran los matan, como en el caso de Bin Laden. ¿Por qué? Por que al no tener pruebas contundentes un tribunal internacional podría sin ningún problema liberarlos además de que el proceso podría durar largos y desgastantes años.

Independientemente de esto, ¿Por qué dudar de la muerte de Osama Bin Laden? Desgraciadamente la coyuntura política en la que se da la muerte del terrorista más buscado a nivel internacional, eleva el nivel de “sospechosismo“ y genera cuestionamientos que ponen en duda la operación.

Una operación militar que se da justamente en un periodo en el que el presidente Obama pierde popularidad de forma estrepitosa, se da en un escenario en el que la situación económica es precaria y en el que los “enemigos” declarados por años de Estados Unidos perdían respeto por el “gran vecino del norte”.

La operación para asesinar a Bin Laden sin duda puso a pensar y a trabajar a países como Venezuela o Cuba que ya habían tomado a Obama como un presidente complaciente, condecendiente, tibio en una palabra.

Era necesaria una operación efectiva que mostrara el poderío militar Estadounidense para recordar a Chavez la cercanía de las bases Norteamericanas en Colombia y a Castro la cercanía de Florida con la Habana.

La muerte de Osama Bin Laden dio un respiro al proceso de re-elección norteamericana, pero también avivó la llama para mantener el Status Quo entre oriente y occidente. Con esto se revive el sentimiento Anti-Estadounidense en los países del Medio Oriente, se da un pretexto para continuar la Jihad y con eso una verdadera oportunidad para que Estados Unidos eche a andar la maquinaria bélica que tantos dividendos da a  la economía Norteamericana.

Guste o no, la guerra a aliviado las presiones económicas de Estados Unidos en diferentes ocasiones.

¿Hay elementos para dudar de la muerte de Osama? Incontables, no hay cuerpo, no hay evidencia de su muerte, los grupos islámicos tardaron 2 días en reconocer su muerte y 1 semana en jurar que se vengarían. Entre otros.

Fue un acontecimiento que beneficiaría tanto a Estados Unidos como a los grupos extremistas islámicos y conociendo la operación Estadoundense y la manera en que a toda costa intentan conservar su influencia mundial, siendo capaces de todo ¿Por que no habrían de pactar una “muerte” de Bin Laden que diera a Obama un impulso necesario para su re-elección y a los seguidores de Al-Qaeda un respiro en cuanto a la persecución de sus líderes?

Es un hecho que Bin Laden no va a aparecer caminando aún y cuando no van a faltar los que aseguren haberlo visto, sin embargo es una lástima que el presidente de la nación que se dice la más democrática del mundo haya puesto a un lado la democracia para ordenar el asesinato sin juicio del criminal más buscado por las agencias de inteligencia a nivel mundial.

Sin embargo así ha sido su mandato: La prisión de Guantánamo sigo operando y torturando a todo el que cae en sus celdas, la guerra en Afganistán continúa, la guerra en Iraq continúa, pero eso sí el comandante en jefe puede exhibir en sus vitrinas el ¡Premio Nobel de la Paz!

Es claro que Estados Unidos está dispuesto a violar todas las leyes Internacionales y la soberanía de cualquier país con tal de elevar la euforia Norteamericana y la popularidad del mandatario en curso.

El tan apreciado “País de las oportunidades” en su afán de proteger al mundo, tiene también las manos manchadas de sangre, la historia marcada de atropellos y el futuro diseñado con armas.

Sígueme en Twitter: @rafa8702

Mi mail: rafa8702@gmail.com

Anuncios