Jorge Hank RhonResulta ser que en los últimos 5 días la PGR se acordó que tenía que trabajar de vez en  en favor del bienestar de todos los mexicanos, y rompiendo las reglas no escritas de la política, detuvo a los intocables: Una figura emblemática y polémica del PRI, Jorge Hank Rhon, y un ex-gobernador del PRD, Pablo Salazar Mendiguchía.

Acusan al primero de acopio de armas de uso exclusivo del ejercito, y al segundo de peculado. Con sendas pruebas que supuestamente acreditan sin lugar a dudas los delitos que ambos cometieron, la PGR junto con el Ejercito Mexicano se volcaron a realizar espectaculares operativos para la detención de ambos políticos.

Si ambos violaron las leyes, ¿Por qué tanto ruido? En definitiva, si son criminales, merecen ser enjuiciados y encarcelados. Pero…¿Hasta ahorita se dieron cuenta que tenemos un país infestado de políticos y ex-políticos que se han hecho de fortunas y poder al margen de la ley?

Si la PGR había ya iniciado investigaciones en contra de ambos personajes, ¿Habrá también iniciado investigaciones en contra de Ulises Ruíz, Mario Marín, Eduardo Bours, Juan Molinar Horcasitas, y un sin fin más de personajes claramente viviendo al margen de la las leyes?

El que intente darle vueltas al asunto, intenta tapar el sol con un dedo: Son detenciones con tintes políticos, que si bien es probable que lleven a ambos políticos a la cárcel (Que bien merecido lo tendrían) no resuelve absolutamente nada.

Seguimos teniendo alcaldes, gobernadores, diputados, senadores, empresarios, policías, y demás personajes que gozan del arropo o “la vista gorda” del gobierno federal que permite que la ley, sea letra muerta.

Ambas detenciones crean tensión política, no hay partido que pueda jactarse de tener a todos sus militantes “con las manos limpias” las mismas manos del Presidente Calderón, si es que empezaron limpias como decía en su campaña, ahora están mas negras que un cielo sin luna.

La duda crece y seguirá creciendo por la incertidumbre de quien será el siguiente en caer en las manos de la PGR, y sobre todo por tratar de entender hacía donde se dirigirán las acciones en el 2012.

No se puede pasar por alto que la elección del nuevo gobernador del Estado de México es una elección clave, que tanto PAN como PRD la saben perdida pero es el escenario para adicionar ciudadanos a la estructura, para probar la maquinaria, para medir a los operadores, es como siempre ha sido un laboratorio hacía el 2012.

Si así están las cosas en una elección de gobernador, ¿Cómo estarán en medio de una contienda presidencial?

Algo ya ha quedado claro, Calderón no va a titubear ni un segundo en utilizar todo el aparato de estado y sus dependencias para desprestigiar a sus adversarios, para desaparecerlos del panorama político, para librar e intentar ganar, su última guerra cueste la sangre que cueste.

Pero si a la clase política le preocupa, es por su amplio historial de crímenes y personajes que viven en la impunidad, pero debe también preocuparnos como ciudadanos: ¿Es suficiente una denuncia ciudadana para que el ejercito allane tu casa y detenga a tus familiares?

Si una persona influyente como Hank Rhon o Salazar Mendiguchía pasaron de una vida normal a una vida en el encierro en menos de 48 horas, ¿Qué pasa con el ciudadano “de a pie” el que va día con día a trabajar, si en algún momento se cruza en el camino del gobierno federal?

Es sin duda un tema que debe hacernos reflexionar, ¿Se puede combatir la violación a las leyes, violando las mismas?

Hasta el día de hoy el tema se ha dejado de lado, lo que en la opinión de un servidor es muestra clara del pavor que silenciosamente se vive en la clase política. De otra manera es difícil de explicar por qué el Ejercito Mexicano irrumpe en una propiedad privada, detiene a varios de sus habitantes solamente por una denuncia ciudadana. ¿Y las órdenes de aprensión? ¿Ya no se usan? ¿Pasaron de moda?

La detención de un político cuando abusa de su cargo es necesaria, pero debe ser pareja, transparente, legal. Solo esta manera será creíble y abonará credibilidad y legitimación. De otra manera, el sesgo hace fácil concluir de inmediato que no es otra cosa más que un ajuste de cuentas estilo narcotráfico pero con medios judiciales.

Al Margen: Se ha manejado, que esto es el inicio de la llamada “Operación Cordero”, que intentaría limpiar el camino del supuesto delfín, Ernesto Cordero, hacía la presidencia en 2012. Personalmente creo que esa es otra cortina de humo, Cordero aún con todo el “apoyo” no será el candidato, y si lo llegara a ser, después de decir que una familia mexicana puede vivir bien con $6000 pesos mensuales, que México ya es un país de clase media, y que el salario mínimo cada vez alcanza para más; se necesitaría encarcelar o desaparecer a todos los políticos en México para alguien eligiera presidente al “ilustre” Secretario de Hacienda Ernesto Cordero.

Anuncios